Administrador de Fincas: 10 cosas que no sabías

La convivencia entre vecinos no siempre es sencilla y es por eso que la contratación de un Administrador de Fincas es una tendencia que ha crecido muchísimo en los últimos años.

Estos profesionales de las comunidades se encargan de gestionar los asuntos financieros, legales y técnicos imprescindibles para el mantenimiento y gestión económica de una vivienda, dentro de una comunidad de vecinos.

Es decir, representa a un grupo nutrido de vecinos con el fin de que no haya inconvenientes con la convivencia. Por esta razón, es imprescindible conocer todas las acciones que llevan a cabo estos profesionales en el país, puesto que muchos no conocen en detalle su función. En Fincas Olivares llevamos más de 100 años siendo administradores de fincas en Barcelona y sabemos de lo que hablamos.

 

Labor del administrador de fincas

En primera instancia, lo más importante que un profesional le aporta a una comunidad de vecinos es la objetividad. En este sentido, su opinión no estará influenciada por ninguna relación especial con alguna de las personas involucradas. Por esta razón, es de gran ayuda para resolver conflictos en la comunidad.

Otra tarea sumamente valiosa del administrador de fincas es la gestión económica de todo lo que hace a la convivencia de los vecinos (por ejemplo, instalación de un ascensor o la colocación de cámaras de seguridad).

Por otra parte, el profesional puede hacerse cargo de todo lo que rodea a trámites y documentos necesarios que una determinada comunidad requiere a sus habitantes.

Si la gestión de fincas y comunidades no es la correcta o la legal, el administrador pone de aviso a los vecinos para evitar problemas mayores, como el cobro de costosas multas.

A su vez, al ser una figura externa, puede intervenir en la interna entre vecinos con problemas legales o con diferentes miradas sobre un tema. En este sentido, la palabra es una de las mayores virtudes que un administrador de fincas posee, por lo que puede resolver problemas antes de que pase al terreno legal.

 

Evitar situaciones judiciales

También, al contar con formación legal, pueden interpretar y explicar todo tipo de temas legales a los vecinos de una comunidad. Es por eso que los puede asesorar en cualquier situación judicial habitacional que requiera de la presencia de un profesional.

Además, un Administrador de Fincas está al tanto de todas las novedades legislativas relacionadas a la convivencia, impuestos y demás temas del rubro. De esta manera,traslada las nuevas noticias a la comunidad para prepararla para los cambios que se aproximan.

Por otra parte, el profesional vela por el buen régimen de la casa, como sus instalaciones y el estado de los servicios. En este sentido, es quien realiza, por ejemplo, las advertencias y/o apercibimientos a los titulares.

 

Ejecuta los pagos y acuerdos adoptados

Al mismo tiempo, es el encargado también de ejecutar los acuerdos adoptados en materia de obra pública, efectuando los pagos y haciendo los cobros que corresponda.

Por último, el administrador de fincas ejercerá de secretario durante las reuniones de la junta de propietarios y se encargará de la custodia de la documentación de toda la comunidad.

En definitiva, es un profesional indispensable para un grupo de vecinos, especialmente en ciudades con tanta población como es el caso de Barcelona. Si quieres conocer más acerca de nuestra forma de trabajar no dudes en explorar nuestros servicios. Ponte en contacto con Fincas Olivares: estaremos encantados de atenderte.

Abrir chat