Cuidar de tu comunidad y vivienda

Trucos que no conocías para lograr un cuidado óptimo de tu vivienda y comunidad

En Fincas Olivares, tenemos una extensa experiencia a la hora de gestionar y administrar comunidades y viviendas en Barcelona. Nuestro equipo, se rige por priorizar la honestidad y la transparencia hacia las personas, ofreciendo así soluciones a sus demandas.

Por este motivo, en Fincas Olivares, les ofrecemos un seguido de trucos esenciales para lograr un cuidado óptimo de su vivienda y comunidad

Nuestro equipo de administradores de fincas en Barcelona le asesorará en la gestión de comunidades de propietarios con tal de conseguir lo mejor para su vivienda y comunidad. Para más información, recuerde que estamos a su disposición en el 934 872 216 dentro de nuestro horario de atención al cliente.

En primer lugar, le ofrecemos cuatro trucos infalibles para lograr el cuidado óptimo de su vivienda

Limpieza del hogar regular

Es importante mantener la vivienda limpia para gozar de una buena estancia en el hogar. Esta debe incluir otros aspectos importantes, como la limpieza del sistema de calefacción y los canales exteriores de desagüe, una vez al año. La cal del agua, puede ser su peor enemigo, ya que ralentiza el buen funcionamiento de los sistemas, y a la larga, puede provocar problemas en sus instalaciones. 

Remarcamos que, ante posibles manchas inusuales o ruidos extraños, debería ponerse en contacto con nuestros profesionales, ya que le asesoramos con el objetivo de conservar y mejorar su propiedad. 

Revisión semestral de la finca: Instalaciones eléctricas, fontanerías…

Es necesario realizar una revisión semestral de las instalaciones eléctricas y de fontanería. El principal objetivo, es prevenir los accidentes en el hogar y solucionar a tiempo posibles daños que, con el paso del tiempo, dificultarían la situación. El sistema eléctrico o las tuberías de gas o agua deben tener un mantenimiento óptimo. 

Además, es necesario revisar el funcionamiento de los electrodomésticos, es decir, la nevera, la lavadora o el calentador de agua. Habitualmente, estos muestran señales de mal funcionamiento, por lo que será más fácil arreglarlo a tiempo o reemplazarlo. 

Exteriores de la finca: Jardín o Terraza

Aunque se trate de un jardín o una terraza pequeña, hay que tener en cuenta los posibles daños en la estructura de la vivienda que pueden ocasionar ramas o raíces de gran tamaño.

Además, es importante proteger la casa en caso de lluvias fuertes, es por eso por lo que recomendamos sellar puertas, ventanas o chimeneas, con tal de evitar posibles inundaciones o goteras. 

Gastos imprevistos del hogar

Es recomendable, planificar un presupuesto anual que cubra los posibles problemas del hogar, con el objetivo de prevenirlos y abordarlos de manera óptima, teniendo en cuenta todo lo explicado anteriormente. 

Solucionar un problema a tiempo, es la opción más económica y beneficiosa. 

Finalmente, les ofrecemos los cuatro trucos infalibles para lograr el cuidado óptimo de su comunidad.:

Limpieza de la comunidad

La limpieza en la comunidad requiere de periodos estables y organizados a la hora de mantener la higiene del entorno. Hay que tener en cuenta, que algunas zonas requerirán una dedicación determinada de limpieza, en algunos espacios, será más constante que en otros. 

Conserjería

El servicio de conserjería supone una parte importante del mantenimiento de la comunidad, ya que aporta comodidad y tranquilidad a los vecinos que conviven en el edificio. El control y la vigilancia de las zonas de acceso, influye en el cuidado óptimo de la comunidad y en la seguridad de cada uno de los inquilinos. 

Instalaciones eléctricas y fontanería

El sistema eléctrico, entre otros, requiere un control minucioso y profesional cada cierto tiempo. El objetivo, es facilitar el buen funcionamiento de las instalaciones y evitar posibles problemas que puedan surgir, previniéndolos. 

Exteriores: Jardín o Terraza

En caso de zona verde común, es necesario el cuidado y el mantenimiento de este, teniendo en cuenta el mantenimiento del césped y el tratamiento de las aguas o el sistema de depuración para asegurar el buen estado de la piscina.  

Por último, en caso de disponer de pistas y zonas deportivas, hay que tener en cuenta la limpieza, la seguridad, y el control, con tal de asegurar un espacio óptimo para los miembros de la comunidad. 

Esperamos que estos ocho trucos le ayuden a lograr un cuidado óptimo de su vivienda y comunidad. Lo más recomendable es contar con la ayuda de expertos en la administración de fincas de confianza, no dude en contactar con nosotros a través de la web o llamando al 934 872 216 y estaremos encantados de aconsejarles.